lunes, 20 de febrero de 2017

San Agustinillo

Hace casi un año tenía que visitar San Agustinillo para terminar una certificación de yoga. Por motivos familiares el viaje se retrasó once meses.

Esta vez me fui sola, una semana para practicar yoga, descansar, reencontrarme y echar muchísimo de menos a mi hermosa familia. 

San Agustinillo es un lugar mágico, un pequeño y bonito pueblo con una larga e increíble playa. El ambiente es muy agradable, lleno de pequeños restaurantes y interesantes hoteles, algunos son cabañas en la playa.

En San Agustinillo, el sol sale por el lado izquierdo del mar y se pone por el derecho. ¡¡¡Algo realmente maravilloso!!!

Espero volver a finales de año, esta vez bien acompañada...









Donde comer:
- Luz del Sol - restaurante vegetariano con unos postres crudiveganos excelentes.
- Crepería - justo debajo de Luz del Sol.
- La Mora - buenos desayunos y cenas.
- La Ola - café con tumbonas en la playa.

Donde dormir:
- Aamori Hotel Boutique
- Cabañas Un Sueño
- La Termita

Qué hacer:
- Yoga en Solstice Yoga
- Puesta del Sol en Punta Cometa
- Centro Mexicano de la Tortuga en Mazunte

martes, 10 de enero de 2017

Mineral de Pozos

Para cerrar el 2016 nos fuimos a Mineral de Pozos, un pequeño pueblo ex-minero situado a poco mas de tres horas de la Ciudad de México. Durante el siglo XIX, fue una zona muy fructífera en extracción de metales como oro, plata, mercurio o aluminio, en 1927 se cerraron las principales minas convirtiéndose  en un pueblo fantasma. Hoy en día está en reconstrucción con la "idea" de transformarse en otro San Miguel de Allende.

San Pedro de Pozos tiene potencial pero aún no hay mucho que hacer o ver. Hay dos o tres buenos restaurantes y algún hotel con buena pinta. Como atractivo turístico hay varias ex-haciendas. Nosotros visitamos la de Santa Brígida, un lugar realmente mágico. Se puede pasear tranquilamente por lo que algún día fueron las cuevas de extracción, los hornos, jardines, casas, etc... Allí aun vive un viejo minero que cuenta sus experiencias de joven.

Es el primer viaje que hacemos en compañía de "Meiga", nuestra nueva compañera de aventuras. Viajar con un perro tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes como las opciones a la hora de comer o dormir.



















Para comer:
- PizzanChela - tiene terraza y salones privados, pizza deliciosa.
- Los Mineros - pequeño restaurante con comida mexicana realmente rica.
- Restaurante el Jardín

Para visitar:
- Ex-Hacienda Santa Brígida
- Rancho de Lavanda
- Minas y tiendas de minerales en la calle Centenario
- Jardín de Juarez

Para dormir: